Nuestra casa es el Mundo

 

Entregamos nuestra vida sin Límites, dándolo todo por el TODO que es Jesucristo.


2 respuestas a “Nuestra casa es el Mundo”

  1. niurka guerrero dice:

    Una mision muy bonita yosoy la pesidenta de una fundacion y nuca me canso,de ayudar con la ajuda de DIOS

Responder a Teo Martínez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Nuestro Fin

El fin de las Misioneras de Cristo Resucitado es ser signo de la Certeza de la Resurrección, viviendo en Obediencia, Pobreza y Castidad, en un amor preferencial por los pobres, viviendo el Evangelio, buscando siempre el desarrollo integral de sus miembros y viviendo en una auténtica vida de fraternidad.